Vea cómo los errores de planificación, el exceso de equipos y la falta de configuración pueden generar problemas en el Wireless corporativo

¿Su red, a veces, se vuelve lenta o se bloquea? Eso es señal de que algo más grave puede estar a punto de suceder, ¿sabía? Entonces, es hora de analizar el ambiente e identificar los problemas que pueden perjudicar su Wireless corporativa.

Hay varias fallas y orígenes posibles – y, por lo tanto, siempre es bueno investigar. La lentitud, por ejemplo, puede provenir de diversos puntos de la infraestructura de red. Pero para facilitar su búsqueda, destacamos 3 posibles causas. Vea sólo:

Falta de planificación

En una red inalámbrica, lentitudes, caídas y fallas de acceso pueden ser generadas por el mal dimensionamiento o colocación del equipo wireless. Este desafío acaba por generar áreas de sombra, interferencias y falta de potencia, entre otros.

Tanto es verdad que el simple movimiento de antena o de Access Point (o la retirada de barreras) puede resolver la cuestión de la pérdida o de baja señal de Wi-Fi. ¡Pero es más fácil evitarlo con un análisis del ambiente, con la planificación de la red!

Equipos desfasados o incompatibles

Para mejorar el ambiente, en muchos casos, el usuario decide comprar un nuevo Access Point. Esto, sin embargo, puede empeorar la situación. No siempre los aparatos instalados son compatibles entre sí y, además, es posible que switches y VPN estén desfasados.

Identificar estos problemas y solucionarlos con el menor impacto para las operaciones, requiere conocimiento técnico del área de TI interna o de una empresa especializada en tecnología. La lentitud acarrea retrabajo, retraso de emisiones de informes y documento, costos en horas extras, entre otros maleficios.

Falta de mantenimiento y configuración

Los errores de configuración de los switches, routers y Access Point también reflejan problemas en el Wireless (pueden generar lentitud y caídas, por ejemplo). Esto quiere decir que la reconfiguración de los equipos puede ayudar a aliviar los retos de la red.

Para resolver esta cuestión, la forma más simple es analizar el ambiente y la estructura de forma detallada. Con esta evaluación en las manos, será más fácil entender cuál es la posición adecuada para los elementos de conexión, cuál es la demanda de nuevos elementos y si estos componentes están, realmente, entregando alto rendimiento.

¿Quieres saber cómo evitar o resolver estos problemas? ¡Siga conectado aquí en el Blog de Nap IT y descubra cómo tener lo mejor de red Wireless en su empresa!