Vea cómo el análisis, la planificación, la estrategia y el soporte facilitarán la integración de su negocio con la computación en nube

Hoy en día, muchas empresas ya saben que la computación en nube puede representar ventajas como la reducción de costos y la mejora de rendimiento nas tecnologias. en las tecnologías. Por otro lado, identificar el momento adecuado de cuándo y cómo empezar a utilizar ese recurso sigue siendo una cuestión que, en algunos casos, puede generar dudas en la cabeza de quien administra una rutina de trabajo.

Para dejar estos análisis más fáciles, el Blog de Nap IT presenta 4 consejos importantes para su empresa iniciar el uso de las aplicaciones Cloud sin complicaciones. ¡Vamos allá!

#1 – Diagnóstico: conozca lo que ya tiene e identifique lo que usted necesita

El primer paso para implementar una nueva tecnología es saber cómo puede agregar valor a su realidad. Esto quiere decir que al decidir usar la Nube, su empresa necesita conocer lo que está inserto en la actual infraestructura, identificando posibles lagunas que puedan ser mejoradas con la adopción de las aplicaciones Cloud.

Usted debe enumerar prioridades y establecer parámetros para luego decidir qué proveedor y solución es la más adecuada a sus necesidades.

#2 – Busca las opciones a tu disposición

Hay varias formas de integrar la Nube en su día a día, además de varios modelos y aplicaciones disponibles. Por lo tanto, nada más práctico que evaluar qué opciones son más asertivas y cuál se ajusta mejor a las estrategias de su corporación.

Recuerde, por ejemplo, que usted no se va a deshacer de toda su estructura. Es decir, la solución elegida necesita ser compatible y funcional en relación a lo que ya está en su ambiente. Tampoco es aconsejable ir a redes públicas si sus datos son críticos y demandan máxima protección.

#3 – Si es posible, realice el cambio en etapas

Toda implementación es susceptible de ajustes y adaptaciones, aún cuando involucran tecnología. Por eso, antes de salir haciendo las instalaciones, es importante definir una estrategia que mitigue los riesgos.

Para ello, considere estos dos puntos: si es posible, inicie el uso en actividades de menor riesgo y/o impacto a la operación y siempre cuente con sistemas redundantes que garanticen la reversión de cualquier desastre.

#4 – No haga solo

De nada sirve contratar servidores alojados en la nube y no garantizar que estén correctamente integrados integrados a la red que su empresa ya tiene. Del mismo modo, contratar servicios que no sean adecuados a su realidad tampoco generará mucho resultado. Y es ahí donde contar con Soporte puede significar mejores retornos para su operación.

Después de todo, usted siempre va a ganar más cuando la tecnología se adapta y se configura para satisfacer y resolver su necesidad. Cuente con el apoyo de expertos que orienten esta jornada de integración entre la TI Tradicional y los nuevos modelos, como la Nube. Usted va a disminuir las dudas, garantizar las personalizaciones clave para su trabajo y mucho más asertividad para resolver cualquier imprevisto.

¿Listo para comenzar la integración de la nube a su día a día? Si tiene alguna duda, ¡quédese conectado en el Blog de Nap IT o hable con uno de nuestros consultores! ¡Ellos ciertamente le ayudarán a tener el máximo de su TI!